lunes, 8 de septiembre de 2008

Azahar en la Ciudad Santa

Después de descansar de la conducción de alta intensidad del día anterior y con los estómagos llenos de panecitos y muestras de dulces de la tierra, nos adentramos en la ciudad.Las calles cercanas a la plaza central se parecen bastante a otras zonas de Marruecos que yo conozco: puestos de mil colores con pequeños objetos amontonados que hacen que la vista se pierda en ellos. Y que no puedas resistirte a una chuchería :)
Pero según te vas adentrando, ...
y sigues caminando... ...y te alejas por la medina...TODOS los rincones son mágicos, SANTOS!!!!
(ésta es que me gusta volcada) Si no son del barça, son del Bilbao. Todos.Un niño de ocho años se hace amigo nuestro, nos enseña todos los rincones de Chahuen mientras nos cuenta sus cosas y flipa cuando Julián le enseña fotos de España. Vemos a las mujeres lavando,
Las cabritas triscando,Los inocentes niñitos jugando a las lapidaciones - (es que lo llevan en la sangre)- nos lleva también a las afueras de la ciudad...
Incluso a las MUY, MUY afueras!!! La cara de satisfacción de Azahar que yo veía por el retrovisor , saludando a sus colegas a medida que nos alejábamos de la ciudad me hizo luchar contra las ganas de secuestrarle, qué encanto!
Pero somos buenos y terminamos la excursión, y NO SE PUEDE ENTRAR EN LA CIUDAD. Ahora sí que lo hemos raptado de verdad! Ha venido un importante cargo y el centro estará cortado un buen rato. Yo creo que Azahar se puso muy contento por tener que alargar el paseo en moto.
Volvemos a la ciudad en la montaña, nos despedimos de nuestro colega, que NO era un guía y sale corriendo tan deprisa con los dirham que el morabito le puso en la mano, que apenas le vemos marchar.
Para descansar, medicina buena, buena, bereber y muuuuucho aparente relax.

3 comentarios:

creativo dijo...

Lo de que los niños llevan en la sangre lo de las lapidaciones es muy fuerte. No sé exactamente lo que se quiere insinuar con eso, pero que yo sepa en Marruecos no se ha lapidado nunca a nadie.

Que diga eso una persona ignorante y que no sepa nada de esta cultura, pues es un pase. pero que lo diga alguien que en teoria ha conocido in situ a esta gente y sabe como está el tema, y que se supone que ha eliminado prejuicios... me parece fuerte.

Habrá sido un lapsus imagino, porque traer a cuento la lapidación que viene en todos los libros sagrados de las religiones monoteistas, que la practican ultraortodoxos judios y extremistas islamistas, y hacer como que todos los musulmanes arabes o no, la practican o estan a favor de esa práctica... y sobre todo llevar algo genéticamente... en fin...

siento mucho este comentario, no te ofendas ni nada, pero me ha chocado bastante, viajo mucho a Marruecos y me ha sonado bastante injusto e incierto.

un saludo.

juliano dijo...

Quizas un humor muy negro, pero no hace mucho en las playas cercanas a Casablanca se cometiò una lapidacion (linchamiento) de una turista francesa a la que no se le ocurriò otra cosa que hacer "top less".
Como analogia podemos decir que todo español lleva dentro un inquisidor,esperemos que todos (musulmanes, cristianos, judios...) luchemos contra esos demonios interiores.Gracias por tus comentarios.

A.K.A. dijo...

Hola creativo, eso se llama humor - puede que negro, como dice juliano - y hace gracia solamente si lo tomas como lo que es y no desde una postura defensiva.

No seamos "más papistas que el papa", es sólo un chiste.

Y no te pongas en el papel de los supuestos ofendidos, porque como tu dices, si has estado allí y has hecho amigos entre ellos, sabrás que, al igual que muchos de nosotros, se saben reir de ellos mismos sin ningún problema.

Saludos!